Lo que no celabraron algunas mujeres el 8-M

Aunque tarde, no podemos dejar pasar este contra-homenaje a las otras mujeres, las que no celebraron nada el 8 de marzo. Va por Elena.

Yo no celebro el 8 de marzo. Y os aseguro que soy mujer todos los días, incluso hoy.

NO CELEBRO el trabajo asalariado, bajo control y mordida estatal.

NO CELEBRO tener que trabajar. Menos aún tener doble jornada, dentro y fuera.

NO CELEBRO que la dignidad se mida €n cifra$ barrada$.

Me niego a celebrar que mi valía se cifre en productividad mercantilista.

No celebro no sé qué liberación femenina en estos tiempos de TIRANÍA absoluta, cuando la razón fuerte de tal artimaña no fue otra que enrolarnos en las maquinarias del poder (¿No fue patrocinada la “liberación femenina” por los rockefeller de turno?).

No celebro que el Estado (nunca electo) tenga más potestad que yo sobre mis hijos.

Que la escolarización obligatoria de nuestros niños en centros de adoctrinamiento entorpezca fieramente la transmisión amorosa y libre de otras maneras de vivir.

No celebro el feminismo contrarevolucionario de paternalismo estatal ni sus falsos cantos de sirena.

No celebro las leyes de violencia de género actuales, que separan a los iguales, hombres y mujeres, induciéndolos a una guerra estúpida de géneros que impide que visualicemos al verdadero Leviatán.

Así que, por favor, no me pongáis florecitas ni corazoncitos en el FB.

Prefiero las de verdad, bien arraigadas en tierra.

Elena

(via) ¡Abajo la tiranía!

 

 

Anuncios

Déjanos tus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s